Cómo aprovechar al máximo un día de trabajo

Empezaremos por tres ideas generales que se aplican a todos nuestros consejos de productividad:

Los tres fundamentos de la productividad

1. Valorar las pequeñas mejoras

No puedes esperar cambiar años de hábitos de trabajo de la noche a la mañana. Los pequeños cambios en la forma de trabajar pueden sumarse gradualmente a grandes cambios en la productividad. Prueba con un solo cambio y cuando sea un hábito introduce el siguiente.

2. Rinde cuentas a alguien

Ya sea que se trate de reuniones semanales con alguien de tu equipo o de fijar tus propios plazos y anunciarlos a los demás, el hecho de tener que responder ante otra persona a menudo obliga a hacer el trabajo.

3. Perdónate

Somos personas humanas. Acepta que a veces vas a cometer un error, distraerte y tener un mal día. Es más importante seguir adelante que pensar en los errores.

Especial Multitarea

Si intentas hacer tres cosas a la vez, a menudo logras muy poco.

Una imposibilidad biológica

Las personas tenemos una cantidad limitada de ancho de banda cognitivo – el número de pensamientos y recuerdos que podemos tener en nuestras mentes en un momento dado.

Tu cerebro se engaña a sí mismo pensando que tiene más capacidad de la que realmente tiene, la verdad es que está trabajando muy duro para manejar múltiples pensamientos a la vez, cuando cambias de una tarea a otra.

Tu capacidad para hacer las cosas depende de lo bien que puedas concentrarte en una tarea a la vez, ya sea por cinco minutos o una hora.

«La multitarea no es humanamente posible», dijo Earl K. Miller, profesor de neurociencia del Instituto Picower de Aprendizaje y Memoria del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Más errores y menos creatividad

Cuando haces muchas cosas, tiendes a cometer más errores. Cuando alternas entre tareas, las redes neuronales de tu cerebro deben retroceder para averiguar dónde se quedaron y luego reconfigurar, dijo el Dr. Miller. Esa actividad extra hace que vayas más despacio, y los errores se vuelven más probables.

«La gente es mucho más eficiente si hace una sola tarea a la vez», dijo.

«Tratar de hacer varias tareas a la vez también impide la creatividad», dijo. El pensamiento verdaderamente innovador surge cuando permitimos que nuestros cerebros sigan un camino lógico de pensamientos e ideas asociados, y esto es más probable cuando podemos enfocarnos en un solo camino mental durante un periodo prolongado.

El cerebro es como un músculo: se vuelve más fuerte con el uso, dijo el Dr. Miller. Al igual que con el ejercicio físico, cuanto más fortalezcamos nuestras conexiones mentales centrándonos en una tarea excluyendo todas las demás, mejor podremos realizarla.

Cómo «Monotaskear» o hacer una sola tarea a la vez

En la medida de tus posibilidades, crea un ambiente de trabajo que fomente la realización de una tarea a la vez.

Aquí hay algunos pequeños cambios que puedes hacer:

Eliminar la tentación:

Resistir activamente el impulso de revisar las redes sociales o el correo electrónico mientras se trabaja en una tarea es primordial. En ciertos casos, se instalan programas antidistracción como Autocontrol, Libertad, StayFocusd y Antisocial, que bloquean el acceso durante períodos específicos.

Trabaja en una sola pantalla:

Silencia tu móvil, guárdalo y apaga tu segundo monitor.

Muévete:

Si te encuentras perdiendo la concentración – leyendo la misma frase una y otra vez o si tu mente se desvía continuamente del tema – levántate y camina brevemente, dijo el Dr. Miller. Una breve caminata alrededor de su oficina puede levantar su estado de ánimo, reducir el hambre y ayudar a reenfocarse.

Trabaja en intervalos:

Pon un cronómetro para cinco o diez minutos y comprométase a concentrarse en su tarea durante ese tiempo. Luego, permítete un minuto de distracción, siempre y cuando vuelvas a tu tarea por otros cinco o 10 minutos.

Cuando las distracciones toman el control:

Es normal. Nuestro cerebro no ha dejado de lado este antiguo mecanismo de supervivencia.

Afortunadamente, cuanto más trabajamos enfocándonos en una única tarea e ignorando las distracciones, más ejercitamos el córtex prefrontal; la parte más evolucionada de nuestro cerebro. Entonces se vuelve más fácil volver a enfocar.

Artículo completo en inglés:

Phyllis Korkki

How to Make the Most of Your Workday

Marian Horta

Elaborado por

Marian Horta

Ecommerce Manager & Experta en Mixología Digital

Suscríbete a la Newsletter solo con tu E-mail




Sin spam, solo contenido de calidad sobre Marketing Digital.