Mi Resumen de ¡Tráguese ese sapo!, Brian Tracy

Traguese ese sapo
Imagen: Unsplash.

Brian Tracy incide en los factores que determinan una administración eficaz del tiempo: decisión, disciplina y resolución. Detalla 21 pasos lógicos que te ayudarán a terminar con la postergación de las tareas importantes y a definir tus objetivos y metas globales. Es un libro de cabecera sobre productividad.

Me gustan más otros autores más actuales como Tim Ferris, pero, sin duda, es un best seller que merece la pena leer. En esta reseña interpreto algunas de las claves que me han parecido más interesantes según mi opinión personal. Es un libro para disfrutar, es bastante ameno y sencillo, de tan solo 116 páginas donde se resumen las claves para trabajar y vivir de forma productiva según el autor. En un par de horitas lo tienes más que listo.

 

Sobre Brian Tracy

Brian Tracy es un speaker y escritor especializado en psicología y productividad, además de empresario de éxito. Ha escrito decenas de libro, pero sin duda, «Tráguese a ese sapo» es uno de los más conocidos. Uno de los datos más curiosos sobre su vida es su pasión por el kárate. Tiene un libro que trata sobre ello en el que explica como este deporte le enseñó a desarrollar la paciencia, la disciplina y el autocontrol.

Y ahora sí, mis impresiones sobre las distintas técnicas o consejos  (algunos los paso por alto, o los comento muy rápido, porque me parecen menos importantes) de los que trata «Tráguese ese sapo»:

1. Pon la mesa. 

Con esto de «poner la mesa» ser refiere a tener claros cuáles son tus objetivos. Algo que puede pasar desapercibido, es que matiza que lo hagamos por escrito. Y es cierto, al escribir las cosas se fijan en la mente de otra forma. Brian recoge una lista interesante de preguntas que debes contestar como, por ejemplo, poner una fecha específica para conseguir el objetivo, o escribir todo lo que piensas que vas a tener que hacer para poder conseguir ese objetivo. Luego está claro que hay que seguir ese plan a rajatabla para que tengas éxito. Hoy en día, puedes elegir entre un montón de herramientas gratuitas para poner en marcha este paso inicial. En mi caso personal utilizo Trello para todos los temas personales y Wrike para el trabajo. La primera tiene una versión gratuita. ¡Qué esto no se convierta en un obstáculo!

2. Planifica cada día con antelación.

Quizás parece algo obvio, pero no siempre lo hacemos. Es algo así como apuntar en una lista en el móvil lo que vas a hacer al día siguiente. Una breve nota, nada más. Te ayuda de varias formas, por un lado te acuestas pensando en el día siguiente, y, según el autor, es un buen momento para que te venga alguna ideaza a la mente. Al día siguiente, te levantes como te levantes, solo tienes que seguir la lista. Este consejo yo lo aplico siempre cuando dejo de trabajar. Dedico unos minutos a apuntar lo que haré al día siguiente, y la verdad es que ayuda a mantener el foco.

3. Aplica a todo la regla del 80/20.

Si hay algo que puedes aplicar a todo en la vida en esto: El principio de Pareto. Este principio nos viene a decir que de la lista de diez cosas que tienes que hacer, dos de esas cosas van a valer tanto o más que los otro ocho asuntos en conjunto. A veces incluso una. El libro explica el concepto y la técnica al detalle.

Hago un inciso porque es momento de explicar el origen del nombre del libro: «Tráguese ese sapo». Su título está inspirado en una cita del escritor Mark Twain:

«Cómete una rana viva a primera hora de la mañana y no te pasará nada peor el resto del día.»

De ahí que Tracy desgrane cómo hacer primero las cosas que más trabajo te cuesten y que sean las más importantes. Sobre todo las que más cuesten. Te sentirás muy bien y te dará una energía extra para hacer muchas más cosas durante el resto del día. En mi caso, desde que leí el libro salgo a correr muy temprano, a primera hora de la mañana. Ya tengo la ropa preparada, suena el despertador y en 5 minutos estoy calentando en la calle. Desde que lo hago así, salgo a correr más, y, en efecto, comienzo a trabajar con mejor onda.

4. Estudia las consecuencias.

Este punto también es clave porque a veces, el fallo que cometemos es que no sabemos cuando algo es importante o no. El autor, para solventarlo, nos invita a qué evaluemos las consecuencias a largo plazo de hacer o no hacer esa tarea. Y es que aquí hay mucha chicha, porque, a veces, se presenta un problema, ya que no sabemos valorar las consecuencias de hacer o no hacer algo.

5. Practica de forma recurrente el método ABCDE.

Como el paso anterior se quedaba un poco introductorio, en el siguiente el escritor desglosa un método para clasificar y evaluar las tareas, de forma que sepas cuál tienes que hacer primero.

El método las clasifica de forma alfabética de más importante a menos siguiendo unas pautas sencillas, como por ejemplo «la tarea es delegable a otra persona», y establece como regla fundamental no pasar de una letra a otra si te queda algo pendiente de la anterior. Una de las claves para animarte a leer este libro.

6. Centrarse en las áreas clave de resultados.

Es un paso bastante amplio. En él, Brian te explica como identificar las áreas clave de resultados de tu trabajo.  Entre ellas, habla de que todo el mundo que tenga cierta implicación en dicho trabajo de alguna forma esté al tanto de cuáles son las tareas, objetivos etc. Este punto es otro de mis preferidos, porque hace mucho hincapié en la importancia de no solo conocer las áreas clave, sino también en la necesidad de mejorar para ser mejor en cada una de ellas.

7. Obedece la ley de eficiencia obligada.

Este paso me recordó a cuándo intentas limpiar tu correo electrónico. Es una misión imposible. Pues en su día, Tracy ya se dio cuenta. Explica cómo siempre habrá más y más cosas que hacer y de ahí la importancia de hacer solo lo verdaderamente importante.

 

Los siguientes pasos se centran en conceptos básicos relacionados pero desgranados con detalles que merece la pena disfrutar, mientras lees el libro.  Entre ellos habla de tener un espacio de trabajo ordenado (paso 8), leer sobre tu área de trabajo al menos una hora al día (paso 9). El paso 10, también habla de reforzar tus talentos.

El paso 11 me parece de nuevo una de las claves de esta obra maestra porque vuelve a aplicar la regla del 80/20, y explica que vale para los obstáculos que haya en tu vida y en tu trabajo. Esto significa que el 80 % de los obstáculos con los que nos topamos están dentro de nosotros. Solo el 20 % de los factores limitantes son externos a uno mismo. ¿Te lo esperabas? Sin duda, habrá gente que no esté de acuerdo, pero el autor lo detalla con áreas y ejemplos que te convencen.

En la siguiente tanda de pasos, refuerza ir poco a poco y en línea, terminar una cosa, seguir con la siguiente. En el paso 13 me quedo con la siguiente frase sobre autopresión y cómo mejora los resultados. Según él la autoestima es «la buena fama de la que uno goza consigo mismo«. Puedes construirla o deconstruirla según lo que hagas o dejes de hacer.

A partir del paso 14, Tracy da un giro hacia «otras cosas» que son importantes para conseguir ser más productivos y alcanzar nuestros objetivos, sin ser técnicas de productividad en sí mismo. Habla de la importancia de comer sano, descansar y dormir bien tras una jornada de no más de ocho o nueve horas de trabajo diaria, entre otros apuntes. Me gusta mucho lo que cuenta sobre el optimismo (paso 15) :  el «optimismo» es la cualidad más importante que puede desarrollar para tener éxito profesional y ser feliz.

Según cuenta, parece que los optimistas tienen tres clases de comportamiento, todos aprendidos gracias a la práctica y a la repetición. Primero, los optimistas buscan el lado bueno de cada situación. En segundo lugar, siempre buscan lecciones valiosas en toda dificultad o revés. Creen que las dificultades llegan para instruir, no para obstruir. En tercer lugar, siempre buscan la solución de cualquier problema.

Después de esto, habla en profundidad sobre lo qué significa saber delegar tareas, y no hacer, o retrasar cosas que no sean importantes. Y es que, es cierto, muchas veces no somos productivos porque queremos hacer demasiadas cosas. Y es imposible llegar a todo. Eso lo deja muy claro este libro. Siempre hay más qué hacer. Por eso es fundamental aprender qué es importante y qué no lo es.

Una vez que tenemos claro lo que es importante, y vamos a hacer las tareas de más a menos difícil, el problema que aparece es otro. ¿Cómo atacamos una tarea muy complicada?. Sobre eso habla el paso 18, en el que propone dos métodos con un paralelismo gastronómico para conseguirlo: las lonchas de jamón y el queso suizo.

Para finalizar, Brian cierra el libro con tres pasos relacionados con la autoexigencia y la organización del tiempo en el trabajo. Consejos sobre como dividir la jornada laboral en tramos, desarrollar un sentido de la urgencia, y la concentración en lo que estamos haciendo, son los puntos de cierre de este magnífico libro.

Si me tengo que quedar con algo, es magnífico como explica la necesidad de encontrar concentración una vez estamos liados con nuestra tarea más importante; cualquier otra cosa que hagas es una absoluta pérdida de tiempo: «Al concentrarnos en nuestra tarea más importante hasta que esté terminada al 100 %, nos convertimos en una persona mejor. Serás más fuerte, más competente, más segura de ti misma y, por ende, más feliz».
Portada libro traguese ese sapo
Imagen cortesía de amazon.

👍 Lo que más me ha gustado

Está claro que este libro es un exitazo en ventas y tiene toda la razón de ser. Se lee fácil, no tiene vocabulario complicado y sirve para cualquier tipo de persona, lleves la vida que lleves. ¿Por qué lo recomiendo para personas interesadas en marketing? Porque te ayudará a mejorar tus campañas y a organizarte. El Marketing es uno de los sectores con más canales, áreas, y actividades vistas, y tener éxito en él, no es solo cuestión de conocimiento (qué también), sino de organización, gestión eficaz del tiempo y productividad. Este libro, es básico, para mejorar la productividad en el trabajo y en la vida personal. Es un libro que conviene releer cada tres o cuatro años, por si no has implementado bien el hábito, a través de los 21 pasos. Así lo refrescas y vuelves al buen camino.

👎 Lo que menos me ha gustado

Cómo ocurre en muchos libros sobre productividad, o en autoayuda, hay momentos en los que se hace un poco repetitivo. Es lógico, porque el objetivo es enfatizar 4-5 puntos de forma constante. Quizás me hubiera gustado más, condensado en menos pasos, pero, bueno, es una gozada de libro de cualquier forma.
¿Te animas a leerlo?

El libro de Brian Tracy está disponible en español en Kindle y en tapa blanda en este enlace de Amazon.

Si prefieres la versión original también la tienes aquí.

Ahora es el momento de seguir aprendiendo sobre marketing: 👇 ¡Únete a Rebujito! Consejos y resúmenes prácticos de lo mejor del marketing.

¡Únete a Rebujito Marketing!

Descubre los secretos del Marketing. Recibe inspiración gratuita a través de un Rebujito.




Sin spam, solo una newsletter de calidad sobre Marketing Digital.

Marian Horta de Rebujito Marketing

Elaborado por

Marian Horta

Growth Director & Experta en Mixología Digital