¿Qué es Content Pruning?

Según que tipo de contenidos redactemos, la información de una web puede quedar desactualizada con el tiempo, incluso dejar de ser veraz en algunos casos. Es más, Google cada vez da más importancia al contenido de alta calidad, fresco y al concepto E-A-T. El término «prune» en inglés significa «podar» o «recortar». Así que si nuestra web tiene mucho contenido desactualizado como por ejemplo posts anticuados, páginas de producto etc, puede que tengas que hacerle una buena «poda de contenido» o «content pruning»✂️✂️.

 

¿Qué es el Content Pruning?

Se trata de una técnica de SEO que consiste en eliminar el contenido obsoleto y que no atrae tráfico. Se refiere solo de la información que ya no es relevante, no de todo lo que sea antiguo. Por ejemplo, un post sobre consejos para tener más visibilidad en Tuenti de 2015, hoy en día, que hace años que ya no existe como red social, no tiene relevancia alguna.

Este proceso puede optar por la eliminación pero también por la actualización, consolidación, y o redirección de las páginas afectadas.

content-pruning
¿Qué haría Marie Kondo si fuera content o SEO manager? Foto: Orbitmedia.

 

 

¿Para qué sirve el Content Pruning?

El content pruning se utiliza como estrategia de posicionamiento orgánico o SEO de un sitio web, y por tanto sirve para mejorar el ranking en las SERPS. Ya que, puede que Google no te muestre tanto o tan arriba debido a este tipo de contenido.

Entre los beneficios se nombran una calidad global mejorada para el sitio web, una mejor experiencia de usuario, mejora de la calidad de los enlaces, y la idexabilidad gracias a un mejor rastreo por parte de los buscadores.

 

¿Cuándo y cómo deberías implementar el Content Pruning? 

Sobre cuándo hacer content pruning, comentar que es una práctica recurrente , que hay que tener en mente para realizar cada cierto tiempo, como parte de tu estrategia de SEO. Según Search Engine Journal, la recomendación es realizar content pruning cada dos años. Si no lo has hecho nunca, la primera «poda» te llevará más tiempo. También hay que tener en cuenta la cantidad de contenidos que tenga la web, para establecer la frecuencia adecuada.

Para implementarlo, no siempre debes tirar a la papelera los artículos irrelevantes. En algunos casos, es cuestión de actualizarlos con información al día. Si por ejemplo, se hablas de cómo usar una herramienta como Sistrix, solo tendrás que añadir todas las nuevas funcionalidades actuales, cambiar las fotos por otras con el diseño actual de la plataforma etc. Pero si ya tienes otro artículo sobre la herramienta más interesante, quizás puedas añadir la info aprovechable a este último, y dejar atrás el antiguo.

Evalúa qué contenidos debes eliminar contestando a preguntas cómo: ¿Beneficia a las personas visitantes del sitio?, ¿Te beneficia a ti/ a la empresa?, ¿Es bueno?, ¿Es relevante?, ¿Esta causando algún problema a nivel de SEO?.

 

Fuentes:

 

¡Únete a Rebujito Marketing!

Descubre los secretos del Marketing. Recibe inspiración gratuita a través de un Rebujito.




Sin spam, solo una newsletter de calidad sobre Marketing Digital.

Marian Horta de Rebujito Marketing

Elaborado por

Marian Horta

Growth Director & Experta en Mixología Digital